73SINS se convierte en una realidad en el verano de 2015, pero la verdad es que los síntomas de crear algo en la industria de la moda estuvieron ahí mucho antes de esa fecha.

A mi mejor amigo Adam y a mí nos encantaba seguir los últimos lanzamientos y creaciones de casi todos los diseñadores. Pasábamos horas hablando sobre las prendas, sobre cómo nos gustaban algunas, e incluso sobre cómo mejoraríamos aquellas que no nos parecían tan buenas. Una cosa llevó a la otra y pronto nos encontramos diseñando y comprando ropa personalizada en tiendas online habituales de merchandising. Cosas simples, solo camisetas, sudaderas y gorras. Pero nos fascinaba.

Ese verano de 2015 mencionado unas pocas líneas antes, fue clave. Todo sucedió de una manera poco casual.

Adam acababa de comenzar su carrera en la Universidad de Arkansas en enero de ese año, y como necesitaba más créditos para poder continuar jugando a tenis la siguiente temporada, tuvo que tomar clases de verano durante los meses de junio y julio. Fue durante una de las muchas llamadas de Skype que mantuvimos aquellos meses cuando de repente llegamos al nombre de 73SINS. La historia real de cómo se llegó a ese nombre es algo un tanto cómico, que aún no estamos listos para contar, pero no es demasiado relevante por ahora.

Cuando Adam regresó a casa después de esos dos meses, me trajo algo que tomé como punto de partida; una gorra snapback personalizada con la palabra ‘SINS’ bordada en el panel frontal y un pequeño ‘73’ en el lateral. Fue en ese momento cuando vino la inspiración y decidí comenzar una línea de ropa.

Los diseños vienen relativamente fácil, pero es una tarea mucho más difícil elegir los mejores. Esos "elegidos" necesitan mostrar algo diferente, pero han de seguir siendo limpios, simples, con clase y, de alguna manera, actuales, como lo es el estilo 73SINS. Pronto me di cuenta de cuánto trabajo hay detrás de la construcción de algo propio, desde los aspectos legales y logísticos, hasta el reconocimiento de la marca y el marketing.

Necesitábamos encontrar una manera de expresar nuestros gustos y sentí que especialmente España estaba pidiendo una firma con los adjetivos descritos. La idea es apuntar a la brecha que existe entre el fast-fashion (ropa de moda a un precio muy competitivo) y la alta costura en la que los precios y las prendas son sólo accesibles para grupos exclusivos. 73SINS también es exclusivo, pero a un precio justo. Obtienes el valor que aportas.

Otro gran concepto para 73SINS es la slow fashionnew fashion. Moda con responsabilidades. Prendas respetuosas con el medio ambiente, materiales orgánicos y producidos por profesionales increíblemente buenos que reciben un salario justo por el tremendo trabajo que realizan.

Educado, elegante, simple, pero con lo que llamamos el ‘SINNER touch’, que es lo que marca la diferencia. La exclusividad ofrecida por el stock limitado es una ventaja para aquellos que quieren vestirse de manera única. Te ves bien y te sientes bien.

Los soñadores mueven el mundo y, es la voluntad de perseguir sus sueños lo que marca la diferencia entre conformistas y personas exitosas.

Bienvenidos a 73SINS.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña